Mamoplastia

 

Mejora el tamaño y la apariencia de los senos, la mamoplastia tiene como objetivo dar forma, remodelar, reconstruir y, en definitiva, modelar la mama de la paciente en cualquiera de sus modalidades

La Mamoplastia de Aumento, o lo que de forma habitual llamamos implante mamario, es uno de los procedimientos más realizados por nuestro equipo quirúrgico.

Consiste en una cirugía en la que, mediante un implante de mama, aumentamos el volumen del pecho, al mismo tiempo que aumentamos el volumen del pecho; esta cirugía nos permite modificar algunas características de la mama para poder dar una forma más agradable y corregir pequeñas deformaciones.

Este procedimiento dura aproximadamente una hora.

Se administra una anestesia general para dormir completamente al paciente.

Es posible que se formen cicatrices poco favorables (patológicas) como queloides.

Otros riesgos son:

  • Pérdida de piel
  • Infección
  • Asimetría en la posición final de los pezones y la posibilidad de pérdida permanente en la sensibilidad de los pezones y/o las mamas.

Podría ser necesario extraer y/o reemplazar los implantes en caso de que surgiera alguno de estos problemas: pérdida de volumen, ruptura del implante, formación de cicatriz alrededor del implante (contractura capsular) que podría causar que el pecho esté tirante o duro, sangrado y/o infección. Otros riesgos posibles son un aumento o descenso de la sensibilidad de los pezones o las mamas, que en ocasiones podría ser permanente.

El paciente puede regresar al trabajo en una semana o más y podrá retomar las actividades que requieran un mayor esfuerzo en un mes.

Las cicatrices tardarán varios meses o incluso un año en madurar.

Los resultados variarán de un paciente a otro. Sin embargo, el efecto global es un realce de las mamas que conlleva una mejora en el aspecto.

Compare listings

Compare