Mastopexia

Mejora la forma de las mamas

La Mamoplastia de Aumento, o lo que de forma habitual llamamos implante mamario, es uno de los procedimientos más realizados por nuestro equipo quirúrgico.

La Mastopexia es la cirugía que permite reformar completamente la forma de la mama.

Es una cirugía indicada cuando la mama cae, es muy ancha o tiene una forma extraña que deseamos cambiar. La mastopexia no es una única técnica, son un conjunto muy diferente de técnicas que permiten resultados diferentes, por eso es muy importante tener una idea de cuál es el pecho que nos gustaría tener, y qué es lo que nos gustaría cambiar.

Anteriormente en casi todas las mastopexias era necesario añadir un implante mamario para mejorar la forma de la mama resultante, con las técnicas más modernas esto ya no es necesario; se pueden conseguir mamas con buenas proyecciones y unas formas muy redondas sin necesidad de añadir ningún implante.

Aun así, hay pacientes que aprovechan la cirugía de reconstrucción de pecho caído para aumentar su tamaño.

Aproximadamente de dos a tres horas.

Se administra una anestesia general para dormir completamente al paciente.

Malestar temporal y leve,  tumefacción leve o moderada, cambio en la sensibilidad del pezón (aumentada o disminuída) y aparición de moretones temporales. Los pechos pueden estar susceptibles a la estimulación durante algunas semanas.

Podría ser necesario extraer y/o reemplazar los implantes en caso de que surgiera alguno de estos problemas: pérdida de volumen, ruptura del implante, formación de cicatriz alrededor del implante (contractura capsular) que podría causar que el pecho esté tirante o duro, sangrado y/o infección. Otros riesgos posibles son un aumento o descenso de la sensibilidad de los pezones o las mamas, que en ocasiones podría ser permanente.

El paciente podrá volver a trabajar en tan sólo unos días. Deberá evitarse cualquier contacto físico con los pechos (exceptuando el sujetador) durante aproximadamente tres o cuatro semanas. Las cicatrices madurarán y se alisarán en un plazo de tres meses a dos años después de la operación, dependiendo de la recuperación particular de cada individuo.

Los resultados variarán de un paciente a otro. Sin embargo, el efecto global es un realce de las mamas que conlleva una mejora en el aspecto.

Comparar listados

Comparar