Gluteoplastia

 

Mejora la apariencia de la zona glútea, mejora el tamaño y la apariencia de la zona de los glúteos colocando implantes de silicona bien sea debajo, en medio, o encima del músculo glúteo produciendo así una mejora estética.

La Gluteoplastia con Implantes, consiste en la colocación de un implante de silicona rellena con gel de silicona debajo del glúteo mayor.

Se realiza efectuando una incisión de 4 cms aproximadamente en el surco interglúteo, por debajo del músculo glúteo mayor, y llegando a través de dicha incisión hasta un bolsillo que se ubica debajo del glúteo en dónde se coloca la prótesis.

Para esta operación se utilizan implantes biodimensionales adaptados a las características del glúteo, formados por una membrana de elastómero de silicona de alta cohesividad con la consistencia y resistencia necesarias para la región.

En la actualidad existen diferentes tipos de implantes de silicona (de forma redonda u oval, de alto o bajo perfil, de superficie lisa o texturizada, etc) y la elección de los mismos varía según el sexo del paciente y lo que se desea conseguir.

Así por ejemplo, los implantes ovales pueden ser muy eficaces para aumentos selectivos si se utiliza la técnica intramuscular que permite muchas variaciones en la colocación de los mismos.

Este procedimiento dura aproximadamente dos horas.

Se administra una anestesia general para dormir completamente al paciente.

Incomodidad temporal de leve a moderada, hinchazón y hematoma leves.

Puede que se tenga que retirar y/o sustituir el implante para tratar ciertos problemas que incluyen:

  • Rotura de implante.
  • Formación de tejido cicatricial alrededor del implante (contractura capsular) que puede provocar la sensación de endurecimiento o rigidez del glúteo.
  • Hemorragia.
  • Infección y/o desplazamiento del implante.

El paciente se tiene que sentar lo menos posible durante las primeras 72 horas después de la intervención y debería acostarse bocabajo o estar de pie la mayor parte de ese tiempo.

Puede empezar a sentarse poniendo el peso en la parte posterior de sus muslos en vez de en los glúteos.

Algunos médicos pueden recomendar dispositivos especiales para sentarse durante los primeros 10 ó 15 días tras la intervención.

El paciente debería llevar una prenda de compresión especial en la zona de los glúteos y no debería realizar ejercicio ni levantar peso durante varias semanas.

El paciente no debería consumir alcohol después de la intervención,  hasta tres semanas máximo.

Los hematomas e hinchazones deberían desaparecer después de varias semanas.

Los resultados varían de paciente a paciente; sin embargo, el efecto general es la mejora del tamaño de los glúteos que da como resultado un aspecto más estético.

Comparar listados

Comparar