Abdominoplastia

 

 

 

Mejora el aspecto de la zona abdominal tras el embarazo o la pérdida significativa de peso.

La abdominoplastia, también denominada cirugía abdominal o dermolipectomía, remueve quirúrgicamente el exceso de piel y tejido graso de la zona abdominal, habitualmente comprendido entre el ombligo y el pliegue abdominal inferior (otras veces desde una cicatriz horizontal de cesárea).

Dependiendo de las necesidades de cada paciente en concreto, la musculatura de la pared abdominal puede ser suturada y retensada, la incisión tiene forma de “media luna” (su longitud dependerá del exceso de piel y grasa que haya que remover/eliminar).


Dura aproximadamente entre dos y cuatro horas.

Puede utilizarse anestesia general.

  • El discomfort temporal
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Hinchazón postoperatorio
  • Dolor o hipersensibilidad en las zonas de alrededor
  • Adormecimiento o hiposensibilidad de la piel abdominal, así como la posible presencia de hematomas.

Son riesgos potenciales:

  • La infección.
  • El sangrado en la incisión o bajo el colgajo cutáneo.
  • El embolismo pulmonar (por un coágulo sanguíneo que llegue hasta los pulmones).
  • La cicatrización patológica (queloides)
    El retardo en la cicatrización e incluso el ensanchamiento de la cicatriz..
  • Igualmente un riesgo potencial puede ser la necesidad de una cirugía secundaria de revisión.

El paciente podrá retornar a su trabajo en un periodo de dos semanas.

Tras la oportuna re-evaluación por parte del doctor, el paciente podrá retomar su actividad mas extenuante en aproximadamente de cuatro a seis semanas.

Las cicatrices se irán atenuando en color y consistencia a partir del tercer mes, hasta el año tras la intervención.

Es necesario que el paciente lleve una prenda de compresión post-operatoria durante cuatro semanas.

Los resultados serán visibles durante unos cuantos años, salvo en el caso que el paciente gane peso, o si es mujer,  quede embarazada.

Compare listings

Compare